Tribulaciones a la vista en Latinoamérica

Andrés Ignacio Pozuelo Liberalismo Leave a Comment

A todo América Latina le espera una década de tribulaciones y de decisiones trascendentales.

La pérdida del valor trabajo que se está dando como consecuencia de la expansión monetaria internacional, y que crea un sentimiento en la gente trabajadora de que, su trabajo ya no alcanza, pero aún no saben por qué; se confabula con una intervención populista en toda la región, creando el terreno fértil para que, líderes anarquistas e internacionalistas se aprovechen de la desolación de una juventud que no encuentra espacios para prosperar.

Mientras tanto, el dinero “inútil” (dinero desligado de las actividades productivas que lo crearon), se acumula en las manos de aquellos que controlan los medios de producción, – muchos protegidos con regulación mercantilista – y estos, al no encontrar posibilidades viables de inversión o destrucción creativa – debido a la incertidumbre fiscal – lo utilizan para especular y financiar a Estados sobre endeudados, a través del mercado de bonos.

Es así como los esqueletos en las democracias, salen sin avisar, durante las grandes expansiones monetarias largas, creando un ciclo depredador y grandes conflictos sociales.

Claro que algunos líderes conservadores (Piñera, Macri, Duque) le dan mucho mérito al criminal de Maduro, mientras se lavan las manos de sus errores a nivel interno. Estos buscan explicar sus problemas internos, como un solo problema latinoamericano que, tiene su origen en Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia – ademas de la ayuda del narcotrafico “organizado” – y que de alguna manera, requiere la intervención de EEUU en Venezuela y Cuba.

Pero la responsabilidad de los problemas locales debe recaer sobre las autoridades de cada país. Pedir prestado para sostener burocracias y sistemas de protección internas, ha sido la fórmula de des capitalización crónica en latinoamericana. Los dólares entran en cantidades masivas en los períodos de expansión monetaria, no para ser invertidos en capital físico productivo, sino que, se devuelven a su origen en los países desarrollados; pero no sin antes, destruir las economías a base de burbujas y distorsiones de asignación de recursos. Ya en algunos países de Latino américa se está viviendo la fase crítica de este ciclo, y otros están por iniciar.

La clásica dinámica política latinoamericana donde, los socialistas y socialdemócratas hacen el Estado grande, corrupto, e inflacionario; mientras que los “conservadores fiscales” lo limpian un poco, pero aumentan impuestos y regulación mercantilista, dejando así, la mesa servida a los socialistas para que vuelvan a llegar al poder; es lo que está carcomiendo a toda la región.

Si queremos que algún día llegue la esperada década latinoamericana, tenemos que hacer las cosas que se requieren para prosperar como lo hizo Asia. Pero los países asiáticos no se desarrollaron esperando ayudas del FMI o del BID o regulando las economías.

Los países asiáticos se desarrollaron con libertad económica, con monedas fuertes, con estados muy pequeños, con seguridad jurídica que proteja la propiedad privada, y con apertura de mercados.

Este es el camino y no hay otro.