Insaciables o ignorantes

Jorge Corrales Liberalismo Leave a Comment

Los pluses salariales de las universidades públicas absorben el 26% de sus fondos. Esto es una injusticia social que debe detenerse.

Ya es hora de que las universidades estatales dejen de recibir transferencias por parte de los contribuyentes. Ya es hora de que las universidades estatales empiecen a financiarse 100% con el ingreso proveniente de su matrícula y de la venta de sus servicios. Ya es hora de someter a las universidades públicas al control de calidad permanente que solo provee la libre competencia.

Solo en un mercado sometido a la libre competencia se sabrá si los salarios que paga una institución pública es producto de la explotación al consumidor o de su productividad. Solo en un mercado sometido a la libre competencia se sabrá si los planes de estudio de las universidades públicas responden a las necesidades de desarrollo del país o sin son parte de una agenda de adoctrinamiento marxista.

Si le gustó, compártalo:

Abuso e ineficiencia en las universidades públicas: ¿Cómo corregirlo?

José Joaquín Fernández Liberalismo Leave a Comment

Según el Quinto Informe Estado de la Educación, el 50% de los estudiantes de las universidades estatales provienes del 40% más rico del país. Tan solo un 22,6% de los estudiantes de las universidades estatales “pertenecen a los hogares de menores ingresos”. Es decir, las universidades estatales financian a más estudiantes ricos que a pobres y se convierten así en un instrumento que, en vez de mejorar la distribución del ingreso, la empeoran. Si una política social significa trasladar ingresos de los ricos a los pobres, con estas cifras las universidades estatales resultan ser antisociales.

Si le gustó, compártalo: