No más subsidios a los arroceros

José Joaquín Fernández Capitalismo, Liberalismo, Libertad económica, Libre comercio, Proteccionismo Leave a Comment

Por José Joaquín Fernández. Miembro de la Mont Pelerin Society.

Durante el año 2013, los arroceros costarricenses recibieron US$86,1 millones en subsidios. Esta cifra sobrepasa casi 6 veces el límite máximo acordado con la Organización Mundial del Comercio (OMC), a saber, US$15,9 millones por año. Costa Rica otorga un subsidio calificado como “altamente distorsionante”, a través del mecanismo de sostenimiento de precios del arroz. Este subsidio se calcula como la diferencia entre el precio fijado oficialmente por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio y el precio de referencia establecido en la OMC, multiplicado por el volumen de producción.

Año Subsidio total en US$
2001                   7.372.134
2002                   4.634.102
2003                   6.569.193
2004                   6.811.656
2005                   8.772.225
2006                 14.366.091
2007                 23.291.081
2008                 62.477.559
2009                 91.743.858
2010               109.676.320
2011               104.486.938
2012                 81.850.472
2013                 86.138.310

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su publicación Rice Market Monitor correspondiente a noviembre del 2013, incluye un cuadro donde se presentan los precios del arroz al consumidor en más de 50 mercados internacionales y Costa Rica sale en segundo lugar. Este es el resultado del proteccionismo y de los altísimos aranceles al arroz que el Gobierno impone sobre los hombros de la familia costarricense.

Pero, ¿debe el gobierno otorgar subsidios o proteger a la industria en general? Sobran los estudios que demuestran como este subsidio es un privilegio que beneficia a unos pocos y grandes productores. El proteccionismo castiga y explota al consumidor. ¡Esto no es justo, ni es sano, ni promueve el bienestar! Un Gobierno firme en convicciones honestas no se doblega para defender los intereses de unos cuantos productores en detrimento de millones de consumidores.

Un principio básico en economía es que el bienestar está en el consumo. Es decir, el objetivo es poder adquirir productos al más bajo precio posible de mercado. ¿Quién no se alegra y beneficia con descuentos que ofrece el sector privado? La diferencia entre una persona de bajos recursos y una rica está en su nivel de consumo. El proteccionismo reduce las posibilidades de consumo mientras que el libre comercio las incrementa. (ver: “Costa Rica debe optar por el libre comercio”)

Este acuerdo entre el Gobierno de Costa Rica y la OMC forman parte de los resultados de la Ronda de Uruguay de 1994; los cuales fueron ratificados mediante la ley nº 7475 “Aprobación del Acta Final en que se incorporan los Resultados de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales”, del 20 de diciembre de 1994. Parte de los acuerdos incluye el compromiso de los Gobiernos a la eliminación gradual de las distorsiones creadas al libre comercio en materia agropecuaria.

Hace algunos meses, la Asociación de Consumidores Libres y Consumidores de Costa Rica demandaron al Gobierno de Costa Rica por el establecimiento de la fijación del precio del arroz en perjuicio del consumidor.
_____________________
Publicado el 21/ENE/2014 en el diario La Prensa Libre (Costa Rica) http://www.prensalibre.cr/la_economia/97471-adam-smith.html

Si le gustó, compártalo: