La “norma técnica” es innecesaria

Sergio Villalta CCSS, Liberalismo Leave a Comment

Esta semana el grupo “Movimiento Aborto Legal Costa Rica” se manifestó frente a la Casa Presidencial. Exigieron la firma de la llamada “norma técnica” sobre el aborto terapéutico.

La consigna durante la manifestación fue “Firme Ya”. En demanda para que el Presidente Alvarado promulgue el decreto lo antes posible.

Incluso la cúpula de esa organización anunció que “intensificará” sus esfuerzos. Y que no cesarán en exigir la “norma técnica” para que se “permita” el aborto terapéutico.

Los manifestantes justificaron sus demandas, porque a su juicio, es necesario garantizar el “derecho que tienen las mujeres a la salud y a la vida” (1)

Para rematar no solo pidieron la firma de ese decreto, sino que demandaron que el aborto además sea “libre, legal, seguro y gratuito” (2)

¿Por qué piden la firma de la “norma técnica”?

El grupo Movimiento Aborto Legal alega en primer lugar, que la penalización del aborto afecta más a las mujeres más “pobres”. Y citan como ejemplos a las mujeres indígenas y migrantes, así como a las niñas y adolescentes.

El argumento es que las mujeres con dinero pueden viajar a otros países – o pagar por sus abortos en clínicas privadas. Sin embargo, las mujeres “pobres” no pueden hacer lo mismo. Por tanto, concluyen que la penalización del aborto perjudica a los “pobres”.

La refutación

Si algunas personas tienen suficientes recursos para pagar sicarios y cometer asesinatos, esto no justificaría que debamos legalizar el homicidio en el país; para no discriminar a los pobres que no pueden comprar asesinos a sueldo.

Que algunas personas tengan el dinero suficiente para practicar la pederastia y comprar el silencio de sus cómplices, tampoco significaría que debamos legalizar la pederastia.

Este es un típico argumento de la izquierda. Y siempre lo usan para fomentar la lucha de clases entre los ricos y los pobres. Que los “ricos” puedan cometer delitos impunemente, no justificaría legalizar esos crímenes.

El argumento de legalizar el aborto para no perjudicar a las mujeres “pobres”, que no pueden pagar clínicas clandestinas o viajar a otros países es tan disparatado, que no resiste el menor escrutinio.

Siempre se harán abortos

Una variante de ese mismo argumento dice:

“Aunque sea ilegal siempre habrá abortos. Mejor legalizarlo para que las mujeres puedan abortar en condiciones más seguras e higiénicas”

El homicidio también está penalizado, pero siempre se practicará. Aunque sea ilegal, siempre habrá asesinatos. Sin embargo, esto no sería razón para legalizar el homicidio.

Los crímenes contra la vida y la propiedad siempre existirán. Pero la solución no es legitimar el homicidio, el robo y la violación sexual; para que los asesinos, ladrones y violadores puedan cometer sus fechorías de manera más segura.

Porque en una sociedad civilizada existen valores supremos como la vida, la libertad y la propiedad. Los hombres tienen por derecho natural la posibilidad de ser soberanos con su vida y disponer de su propiedad. Siempre que no dañen las mismas libertades o derechos de otras personas.

De adolescentes y menores

Otros de los argumentos del Movimiento Aborto Legal es el que dice:

“En Costa Rica, el 13 % de los nacimientos son de madres adolescentes; cada 17 horas hay un parto de una menor de 14 años, y cada 90 minutos uno de una menor entre 12 y 17 años.” (Ibíd.)

Aquí nos quieren vender el aborto como una forma para el control de la natalidad en las mujeres adolescentes. Sin embargo, para bajar las tasas de embarazos en adolescentes, lo correcto es prevenir esos embarazos no deseados.

Y para prevenir estos embarazos en mujeres jóvenes, no es necesario matar a los niños que no han nacido aún. Bastaría con brindarles la información correcta a estas jóvenes mujeres. Ayudaría mucho que se abstuvieran de tener relaciones sexuales a tan tempranas edades.

También ayudaría que sus padres y familias les brinden la información correcta. Deben las mujeres y hombres adolescentes ser instruidos en los métodos que evitan la concepción. Así se evitarían muchos embarazos no deseados.

Ya existe el aborto terapéutico

Pero más allá de los “argumentos” en favor del aborto “libre, legal, seguro y gratuito”, lo importante es saber que ya el aborto se puede realizar. Siempre que la vida de la madre corra peligro y esto no puede ser evitado por otros medios.

El artículo 121 de nuestro Código Penal dice:

“No es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y éste no ha podido ser evitado por otros medios.”

El artículo no es obscuro. No existe ninguna parte confusa y tampoco presenta nada que sea ininteligible. Por el contrario la redacción del artículo es bastante clara y las acciones descritas son diáfanas .

De modo que cualquiera que lo lea tendrá una comprensión nítida de lo que la ley permite. Por esta razón es innecesario hacer un decreto (una norma técnica), que aclare lo que no está confuso.

El Colegio de Médicos

Ya desde el año pasado cuando se abrieron los primeros fuegos sobre el tema, el Colegio de Médicos de Costa Rica fijó su posición. Su presidente manifestó claramente que los médicos no necesitan nada adicional para hacer el aborto terapéutico. (3)

Además, hizo un llamado a sus colegiados a preservar la vida. Y reiteró que la aplicación del aborto solo es posible en casos donde la vida de la mujer corra riesgo.

Incluso les recordó a los médicos el derecho a ejercer la objeción de conciencia. Esto es negarse a realizar un aborto. Por ser una acción que trasgrede sus convicciones religiosas o filosóficas.

La “norma técnica” no es necesaria. Los médicos son los más interesados en saber cúando pueden realizar el aborto. Y entienden que según la legislación vigente, sí se permite realizar el aborto. Siempre que la intención es salvarle la vida a la madre y únicamente en los casos que no existe otra alternativa.

Todos estos esfuerzos de los movimientos a favor de la “norma técnica”, parecen más un intento del Gobierno y de otros grupos, para “legalizar” el aborto. Pero no lo intentan mediante una reforma a la Constitución Política porque entienden que jamás lo lograrían.

Únicamente les resta intentarlo mediante un reglamento o decreto. Que haría más blandas las condiciones en las cuales se llegaría a realizar un aborto, para salvarle la vida a la madre. Así se acercarían más a su propósito: hacer que el aborto en Costa Rica sea “libre, legal, seguro y gratuito”.