En defensa de WikiLeaks

Sergio Villalta Liberalismo Leave a Comment

Por: Sergio Villalta

WikiLeaks es un medio de comunicación y un repositorio de documentos. Fue fundada en el año 2006 por Julian Assange, un australiano de 49 años de edad.

En la última década Wikileaks ha publicado documentos secretos de varios gobiernos. Lo mismo han hecho otros medios de comunicación como el New York Times, The Guardian, Der Spiegel, el Washington Post, El País, etc.

Wikileaks no viola los sistemas de seguridad cibernéticos de ningún gobierno. No se trata de un grupo de piratas informáticos.

Solo recibe los documentos secretos que otros filtran. Igual lo hacen el New York Times, The Guardian, Der Spiegel, etc, etc.

La organización afirma que ha publicado más de 10 millones de documentos. La mayoría de esos documentos versan sobre asuntos que los gobiernos han querido ocultar.

Por ejemplo, crímenes de guerra, espionaje entre países “amigos” o corrupción de funcionarios públicos.

De esta manera WikiLeaks se ha convertido en refugio para los que desean filtrar documentos y dar a conocer las prácticas antiéticas de sus gobiernos.

Afganistán

El 25 de julio del 2010 WikiLeaks publicó 91 mil documentos sobre la guerra de Afganistán.

Antes de publicarlos WikiLeaks compartió la información con tres medios internacionales – el New York Times, The Guardian y Der Spiegel. Los tres medios confirmaron la autenticidad de los documentos.

Los documentos secretos sobre la guerra de Afganistán detallaron las muertes de civiles. También la ineficacia de las fuerzas militares de ese país.

Los miles de documentos hablaban sobre las debilidades de los EE.UU. en combatir la insurgencia y pintaban un panorama sombrío sobre el futuro de esa guerra. Con razón el Pentágono mantenía esos documentos en secreto. (1)

Irak

Pocos meses antes WikiLeaks publicó el video de Al-Amin al-Thaniyah. El video fue tomado en Irak por un helicóptero de ataque AH-64 Apache en el año 2007.

En el video se muestra cuando desde la nave le disparan a un grupo de hombres. Dos periodistas de la agencia Reuters murieron en el incidente.

Posteriormente la misma tripulación le dispara a un vehículo que llega a socorrer a una víctima herida.

En la grabación se escuchan a los pilotos reírse – dos niños resultaron heridos. El Pentágono clasificó al video como ultra-secreto e intentó ocultar la tragedia. (2)

Cablegate

En noviembre del 2010 WikiLeaks publicó cientos de miles de cables diplomáticos entre el Departamento del Estado y sus embajadas. Gracias a la publicación de WikiLeaks se conocieron infinidad de hipocresías y traiciones.

Una cosa es lo que los diplomáticos del Departamento de Estado dicen en público y otra cosa muy diferente es lo que escriben en sus correos electrónicos.

También se descubrió como el asistente del Ministro de Relaciones Internacionales de Alemania le filtraba información al Departamento de Estado. El hombre fue despedido de su trabajo de inmediato. (3)

Clinton

En el año 2016 WikiLeaks publicó 1258 correos electrónicos de Hillary Clinton, que obtuvo a través de la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act).

Pocas semanas después WikiLeaks publicó 20 mil correos electrónicos del Partido Demócrata de los EE.UU. El mundo se enteró cómo la CNN le filtró las preguntas de un debate presidencial a la Sra. Clinton.

La CNN negó la acusación, pero meses después una asesora de Clinton confesó haber recibido las preguntas del presentador de CNN. (4)

Gracias a Wikileaks nos enteramos que el jefe de campaña de Clinton (John Podesta) pensaba que los católicos vivían en la Edad Media.

La libertad de prensa

Wikileaks es un pequeño medio de comunicación. Se informa que su staff no supera la docena de empleados y se financia mediante donaciones.

Pensar que este pequeño grupo de periodistas hayan penetrado la seguridad del Pentágono y del Dept. de Estado es risible.

Que ahora su director Julian Assange se le arreste bajo cargos de espionaje, por hacer lo mismo que hacen importantísimos medios como el New York Times, The Guardian, Der Spiegel, el Washington Post, El País, etc., no deja de ser un escándalo y un ataque intolerable a la libertad de prensa.

No se niega que existan asuntos que los gobiernos deben guardar bajo confidencialidad. Por ejemplo, un plan de defensa ante un ataque terrorista, etc. Asuntos, que valga decir WikiLeaks nunca ha divulgado.

WikiLeaks y Julian Assange nos han demostrado algo. Que muchos de los “secretos de Estado” existen para ocultar los crímenes de guerra, las políticas fallidas y las prácticas corruptas o inmorales del gobernante.

El próximo día 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Una sociedad libre necesita siempre de alguien que haga la pregunta incómoda sobre el porqué de algo.

También necesita de alguien que divulgue lo que el gobernante esconde en las cloacas. Y de alguien que publique lo que otro encontró – de alguien como Julian Assange y WikiLeaks.