Luis Guillermo Solís y el principio de “primero el bombero”.

José Joaquín Fernández Déficit fiscal, Gasto público, José Joaquín Fernández, Luis Guillermo Solís, Principio priemro el bombero Leave a Comment

Por: José Joaquín Fernández. Miembro de la Mont Pelerin Society.

Hace unos días el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís (LGS), anunció que de no aprobarse más impuestos, “habrá que hacer recortes en programas sociales e incluso despidos”. Estas declaraciones se encuentran en un video subido el 18 de marzo del 2016 en el canal de “Casa Presidencial Costa Rica”, en YouTube.

En dicho video el Presidente nos habla del deber patriótico de enfrentar el problema fiscal. Solís afirma que la inflación acumulada en lo que va del año 2016 es casi cero y que los ingresos fiscales han estado creciendo en un 10%. Si esto fuera cierto, ¿por qué sigue creciendo el déficit? La única explicación es que los gastos están creciendo más que los ingresos. ¡Qué barbaridad! Es responsabilidad y deber patriótico del Gobierno que los gastos no crezcan más que la inflación. Si las leyes impiden controlar el gasto, según LGS, pues es deber del Gobierno proponer la reforma a las leyes pertinentes para acabar con el crecimiento automático del gasto.

Lea: Los grupos de presión están carcomiendo nuestro país.

Todos sabemos que el Gobierno despilfarra los recursos. Todos sabemos que el problema del gasto es la planilla excesiva. Todos sabemos que existen instituciones, ministerios, programas y empresas públicas innecesarias que no cumplen función social alguna y que deben cerrarse, con o sin, déficit fiscal. El Gobierno debe ponerse en forma recortando la grasa y no el músculo.

En este sentido aplaudo la decisión del Gobierno de despedir a empleados públicos. Sin embargo, en el video el Presidente muestra un lado perverso que se conoce como el principio de “Primero el bombero” que formulara Charles Peters en 1976, y quien fuera fundador de la revista “The Washington Monthly”.
El principio establece que el burócrata no es un ángel ni busca el bien común sino que busca su propio interés como cualquier otro agente económico privado. Bajo este principio, es racional que el burócrata busque aumentos presupuestarios para beneficio propio en forma de privilegios, salarios crecientes, reducción de la jornada laboral, etc.

Sin embargo, este aumento presupuestario no puede realizarse de otra forma que no sea por medio de la aprobación constante de nuevos y crecientes impuestos. Cuando el burócrata encuentra oposición en la opinión pública a nuevos impuestos, los Gobiernos recurren al principio de Primero el Bombero; es decir, anuncian recortes en programas “sensibles” para la opinión pública como recortes del presupuesto a los bomberos, cierre de escuelas o reducción del gasto social.

¿Por qué el Presidente Luis Guillermo Solís, en vez de anunciar recorte en programas sociales, no anuncia recortes en viajes, asesorías o consultorías? ¿Por qué LGS no anuncia, ante la no aprobación de impuestos, el cierre de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S. A. (Soresco), Conavi, Mideplan, Sinart, ICT, DIS, Japdeva, Inamu, Ministerio de la Presidencia, Micitt, Incofer, Inder, MAG, INVU, etc? ¿Por qué LGS amenaza los programas sociales pudiendo recortar planilla en Recope, ICE, INS, universidades estatales, Banco Central de Costa Rica, Ministerio de Hacienda, etc.?

Es posible acabar con el déficit e incluso llegar a un superávit sin necesidad de crear más impuestos. Según me comentaba un exministro de hacienda, todos los años hay un porcentaje estimado entre un 5 u 8% de empleados públicos que abandona el sector, sea porque se pensionan, se trasladan al sector privado o por otras razones personales. Lo anterior quiere decir que si se deja de contratar empleados públicos esta planilla se puede reducir en no menos de un 5% anual todos los años sin causar problemas de desempleo.

Si: a) el Ministro de Hacienda hace su tarea de evitar que las partidas del gasto superen la inflación, b) con ingresos fiscales creciendo en un 10% y c) con reducción de la planilla pública; quiere decir que fácilmente podemos llegar al superávit en pocos años sin crear nuevos impuestos.

Lea: ¡Arriba las manos! Vengo a cobrar impuestos.

Todos sabemos que es un deber patriótico recortar gasto público. Todos sabemos que es un deber patriótico cerrar ya instituciones y recortar planilla que no cumplen función social alguna. ¡Adelante señor Presidente, cumpla ya su deber patriótico!


Publicado el 01/ABR/2016 en La Prensa Libre (Costa Rica):
www.LaPrensaLibre.cr/Noticias/detalle/63570/luis-guillermo-solis-y-el-principio-de-primero-el-bombero

Si le gustó, compártalo: