Según las cifras, las pensiones con cargo al presupuesto y los privilegios son el “talón de Aquiles” del déficit fiscal

Jorge Corrales Liberalismo Leave a Comment

Por Jorge Corrales Quesada

Un interesante artículo de La Nación del 19 de octubre, titulado “46% de tributos se gasta en pluses y pensiones de lujo,” inicia haciendo dos preguntas muy interesantes:

1.- “¿Cuántos impuestos se necesitan para pagar los pluses salariales que la reforma fiscal pretende contener?,” y
2.- ¿Cuánto dinero deben dar los contribuyentes para pagar las pensiones de lujo?

Los pluses considerados por el medio para su análisis son: anualidades, dedicación exclusiva, prohibición, salario escolar y otros incentivos salariales. Las pensiones de lujo se definen, según el medio, como aquellas en que los “beneficiarios no cotizaron lo suficiente para recibirlas y, por lo tanto, las termina pagando el Gobierno” por medio de su presupuesto con fondos de los ciudadanos contribuyentes.

Paso por paso, veamos ahora algo del impacto de esos pluses y de las pensiones de lujo sobre el presupuesto del gobierno estimado para el 2019.

1.- El presupuesto del gobierno estimado para el 2019 se estima en ₡10.9 millones de millones.
2.- El gasto en pluses en el 2019 se estima que ascienda a ₡1.1 millones de millones.
3.- El aporte para las pensiones de lujo en el 2019 se estima, casualmente, casi en el mismo monto de ₡1.1 millones de millones.
4.- En conjunto, ambos pagos (pluses y pensiones de lujo) ascenderían a ₡2.2 millones de millones en el 2019 y, según información de la Contraloría General de la República, en ese año los impuestos ascenderían a ₡4.7 millones de millones.
5.- Por tanto, esos dos gastos (pluses y pensiones de lujo) equivaldrían a un 46.8% del presupuesto en el 2019.
6.- Por su parte, el rubro de sueldos base en el presupuesto del gobierno en el 2019 ascenderá a aproximadamente ₡1.1 millones de millones.
7.- Esos tres rubros (pensiones de lujo, sueldos base y pluses) ascendería a ₡3.3 millones de millones, lo cual equivale a un 70.2% del presupuesto total del gobierno.
8.- Con esto, de los impuestos totales que se espera recibir en el 2019 (₡4.7 millones de millones), si se excluyen los gastos estimados en pluses (₡1.1 millones de millones), así como en pensiones de lujo (₡1.1 millones de millones) y salarios base del gobierno (₡1.1 millones de millones), sólo quedaría disponible ₡1.4 millones de millones para cubrir las obligaciones restantes del gobierno (que incluyen deuda pública, obras públicas, aporte al Seguro Social, compras de insumos, pago de servicios públicos y un largo etcétera).
9.- Dado que el presupuesto gubernamental de gastos para el 2019 se estima en ₡10.9 millones de millones, una vez cubierto los salarios base, pluses y pensiones de lujo, hacen falta ₡6.2 millones de millones, que tienen que salir de algún lado.
10.- Ese hueco sería llenado con deuda, el gobierno pediría prestado, por un total de ₡6.2 millones de millones.

Expondré brevemente cómo se determinaron aquellos pluses de “los ministerios, el Poder Judicial, el Poder Legislativo, el Tribunal Supremo de Elecciones y las universidades estatales” siendo para estas por medio del llamado FEES, que cada año el gobierno transfiere para financiar la mayor parte de sus gastos.

Las entidades que más pagan en promedio de esos pluses, por cada funcionario, son Defensoría de los Habitantes (₡1.2 millones al mes en promedio a cada uno de los 186 empleados), el Poder Judicial (₡1 millón mensual en promedio a cada uno de los 12.600 empleados), la Asamblea Legislativa (₡900 mil al mes en promedio a cada uno de sus 1.000 empleados) y la Universidad de Costa Rica (₡800 mil mensual en promedio a cada uno de sus 9.500 empleados).

En cuanto a las estimaciones sobre pensiones de lujo, en palabras de la ministra de Hacienda, “los regímenes de pensiones con cargo al presupuesto son el equivalente al 22% de los ingresos que recibe el Estado.” Actualmente hay alrededor de 3.800 pensionados de lujo con pensiones superiores a ₡2.5 millones al mes, principalmente funcionarios retirados de las universidades públicas, que las reciben del Fondo de Pensiones del Magisterio. Agrega la ministra de Hacienda, “Desde hace ya muchos años, los montos que se reciben como contraprestación [me imagino que se refiere a lo aportado por los pensionados] apenas alcanza para un 10% u 11% (del costo de las pensiones), ya a la fecha eso no alcanza ni para el 7.5%.”

No se vislumbra, ni a corto ni a largo plazo, que los ingresos por impuestos del gobierno sean suficientes para financiar todo el gasto gubernamental, en tanto siga siendo tan elevado como en la actualidad. Por ello, es indispensable que una verdadera reforma fiscal se concentre en eliminar el exagerado gasto gubernamental.


Publicado simultáneamente en ASOJOD y en PuroPeriodismo.

Lectura recomendada:
Reforma a los regímens de pensiones

Si le gustó, compártalo: